LA BOCA CHOCOLATE

Blog de repostería y cocina de alta gama y poco presupuesto.

Foto 06-05-14 21 38 55

¿Os gustan los cuernos? ¡A mí me encantan!

Foto 06-05-14 21 39 21

A mi marido se los pongo siempre que puedo, por la mañana, con la merienda y a veces incluso por la noche.

Foto 06-05-14 21 38 29

Y el para compensármelo también me los pone a mí.

Foto 06-05-14 20 05 17

Son geniales para acompañar con mermelada, con una confitura y con un buen café con leche.

Foto 06-05-14 20 11 34

Y lo mejor es que se pueden congelar y después de semanas congelados saben igual que cuando los acabamos de sacar del horno, ¡¡¡sin perder nadita de calidad!!!

INGREDIENTES:

  • 500 g harina.
  • 60 g de azúcar.
  • 10 g de leche en polvo.
  • Dos cucharillas de café de sal.
  • 100 g de mantequilla blanda.
  • 25 g de levadura fresca.
  • 23 ml de agua fresca.
  • 250 g de mantequilla.

ELABORACIÓN:

Introduce la harina, el azúcar, la leche en polvo, la sal, la mantequilla blanda, la levadura y el agua fresca en un bol. (La levadura la deshice con el agua).

Comienza a amasarlo hasta que consigas una masa elástica. Es importante saber que la masa estará preparada cuando ésta se despegue completamente de las paredes del bol sin dejar ningún tipo de rastro.

Foto 06-05-14 11 33 21

Una vez tengas la masa preparada hacemos un cuadrado con ella y envolvemos este cuadrado en papel film. Introducimos en el frigorífico durante dos horas.

Foto 06-05-14 11 35 04

Pasadas las dos horas extraemos la masa del papel film y la estiramos longitudinalmente haciendo un rectángulo. Es decir, de abajo para arriba. Es importante que sepáis que durante todo el proceso de estirado y constitución de la forma de la masa no debemos nunca cambia de sentido a la hora de estirarla. Siempre lo haremos de abajo hacia arriba. Si no haces así el estiramiento de la masa, las capas de hojaldre no se formarán y os quedará una masa compacta que nada tiene que ver con un croissant parisien.

Foto 06-05-14 13 44 01

Ahora cogeremos el bloque de mantequilla y la estiraremos dándole una forma rectangular que mida la mitad de la masa estirada. Depositamos la mantequilla encima de la masa y con el otro extremo de la masa cubrimos la mantequilla totalmente.

Giramos 90° nuestra masa y la volvemos a estirar.

Una vez estirada plegamos la parte de abajo hacia los 2/3 del rectángulo y la parte de arriba un tercio de rectángulo cerrando la masa completamente como veis en las fotos. Ahora tenéis un nuevo cuadrado de masa, este cuadrado lo plegáis en dos. Lo envolvemos con film y lo introducimos en la nevera durante 1 hora.

Pasado el tiempo volvemos a girar nuestra masa 90° Y la volvemos a estirar longitudinalmente con un espesor de 6 mm. Una vez estirada cogemos el extremo inferior y lo plegamos un tercio de la longitud de la masa, y cogemos el extremo superior y cerramos el pliegue haciendo un cuadrado.

Este cuadrado comenzamos a estirarlo de forma longitudinal y hacia los lados un poco para conseguir un cuadrado de masa.Este cuadrado lo cortáis en dos rectángulos y estos rectángulos los recortáis en triángulos. Es importante que trabajes rápidamente con la masa ya que ésta se calienta y el estar hecha en su gran parte por mantequilla, se vuelve blanda, pegajosa y te dará problemas para poder manejarla.

Una vez tenemos los rectángulos hacemos un pequeño corte de 1 cm o dos de largo por su base. Cogemos cada uno de los extremos sobrantes de la base del triángulo, lo estiramos hacia los lados un poquito y les vamos dando la forma de un croissant. Recordad torcer un poquito las puntas para que quede mejor la forma.

Ahora depositamos nuestros croissants sobre un papel de horno y una placa de horno y los dejamos leudar durante una o dos horas hasta que alcancen el doble de su tamaño.


Cuando vuestros croissants hayan llegado a doblar su tamaño, los pintamos con dos yemas de huevo y una clara, un poquito de azúcar en la mezcla y los ponemos en el horno precalentado a 190° durante de 13 a 17 minutos calor por arriba y abajo.
Cuando veáis que vuestros croissants están bien dorados los sacáis, los dejáis enfriar sobre una rejilla y listos para comer.

Foto 06-05-14 21 29 26

 

Nota: Una vez terminado de hornear todos los croissants sabed que podéis congelarlos hasta un año. Para descongelarlos y volverlos a comer sólo tenéis que meterlos 10 minutos en el horno a 180º  calor arriba y abajo y listos para comer y saben y crujen como el primer día. Así que aprovechad y de una vez que os ponéis a hacerlos, haced un montón y que vayan para el congelador.

 

Que se os haga “La Boca Chocolate”.

¡¡¡¡Os quieroooooooooooooo!!!!

 

 


Mini Brownies de Nut

Si hay algo que marque el pistoletazo de salida de ...

Círculos de chocola

¿Estamos preparados ya para la comida de Navidad? Yo llevo días ...

Cómo hacer una tabl

Aunque ya hace un par de años os expliqué cómo ...

Figuritas de mazapá

Y como ya estamos entrando en las fiestas navideñas pues, ...

Como hacer un zapato

Si hay una cosa que me gusta de la repostería ...